Tienes un cachorro o andas buscando uno?  muy bien, nada como comenzar de cero con tu nueva mascota, y mas porque siendo tan pequeño te derrites de ternura al verle su carita, sus ojitos de bebe, su torpes caminados que a veces termina golpéandose con todo, sus pequeños ladridos, etc.  Pero junto con todo eso, recuerda que también estás empezando de cero, es decir, deberás enseñarle desde ir al baño, a tener paciencia cuando le vas a dar de comer y que espere sentado, a no pararse a la gente, a andar con la correa, y un sin fin de cosas más y no es fácil si no tienes el conocimiento o la habilidad para entrenarlo.  No digo que es imposible, pero es complicado y requiere de muchísima paciencia, porque como hay perros que aprenden a la primera, hay otros que tardan mucho en entender una orden o indicación que les quieras dar.

 

     Otro aspecto muy importante que deberás tomar en cuenta si quieres un tierno cachorrito, es que entre los 5 y 6 meses comenzará a mudar los dientes, y qué significa esto??  adivina qué pasará??

 

Morderá mas fuerte en sus juegos

No dejes a su alcance tus cosas personales

 

Ten cuidado que no muerda los muebles

Cualquier objeto suave será ocasión de juego

 

No dejes tus plantas favoritas a su alcance

  

 

 

 

 

 

 

 

           Así es!!!  comenzará a morder todo lo que se tope en su camino… TODO!!  así que procura comprarle juguetes especiales para morder o si tienes algún tenis viejo que ya no quieres, deja que se desquite con él, no lo dejes solo adentro de casa porque no encontrarás nada en buenas condiciones cuando regreses, y eso te lo digo por experiencia.

 

     Si tuviste el despiste de dejar algo que te importa mucho a su alcance y lo hizo pedazos, NO lo regañes si el daño YA ESTÁ HECHO porque recuerda que es un perro, no tiene tu inteligencia y no entenderá por qué lo estás reprendiendo si él está tan feliz celebrando que regresaste!!

 

     Para que un perrito entienda que no debe hacer algo, deberás reprenderlo en el mismo momento que lo está haciendo, y no es necesario hacerlo con golpes, basta que te acerques rápido a él, le digas con voz firme “NO” y lo alejes de lo que está haciendo.  Recuerda!! es un perro, una mascota, no es un niño que te pueda entender a la primera.

 

 

     No podemos dejar de lado el aspecto de ir al baño.   Al ser cachorro, siendo un bebe pues carece de continencia y va a andar haciendo sus necesidades por doquier,  tal vez hasta caminando vaya dejando su marca sin pararse.   Ten muuucha paciencia con esto, no lo regañes porque es tan pequeño que aunque quiera hacer en algún lugar, no logrará llegar sin que se le salga.   Si lo tienes dentro de casa, procura poner en un lugar fijo un pañal de perros, y deberás estar muy al pendiente de él.  Cuando veas que está empezando a hacer o tiene la intención, llévalo de inmediato a ese pañal.  Cómo te das cuenta si tiene la intención?… normalmente dejan lo que están haciendo, se alejan y comienzan a olfatear mucho el suelo, esa es una buena señal que tienen ganas y están buscando el lugar perfecto.

 

Tendrás que ser muy constante en esto para que vaya relacionando poco a poco el querer ir al baño con ese pañal.  Ya verás que con mucha paciencia de tu parte llegará el día en que te lleves una grata sorpresa al ver que el pañal está sucio y no tu piso… y eso sin que tu lo hayas llevado.   Claro que cuando ya veas que puede dominar mas sus ganas de hacer, comienza a enseñarle que debe hacer afuera, y puedes hacerlo poniendo ahora el pañal en el lugar que quieras que haga.  De nuevo ten paciencia porque no entenderá a la primera y puede que se haga en el lugar de antes, solo que esta vez ya será mas fácil que comprenda y se aguante las ganas hasta llegar al lugar nuevo que tu le has indicado.

 

 

     Criar un cachorro es todo un reto, pero deberás disfrutar cada etapa de tu perro porque es única.  Piensa que sus travesuras y su ser juguetón durarán entre uno y dos años dependiendo de cada perrito, o incluso mas.  Acompáñalo en su crecimiento que cuando sea un perro maduro, verás tu recompensa, tendrás a tu mejor amigo fiel a tu lado en todo momento y amarás su compañía recordando cuánto te costó formarlo.

 

     Recuerda dejar tus comentarios abajo, o decirme si tienes alguna duda o tema que quieras que exponga, escríbeme a info@lolaycoco.com

 

 

 

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *